VIDEO – Comprar y probarse ropa desde casa se hará realidad… virtual

0
275

Una vez más la realidad supera la ficción. En películas como Minority Report podíamos ver como un holograma desplegable permitía a su protagonista navegar con facilidad. El público quedaba completamente anonadado ante una tecnología hasta entonces desconocida. Sin embargo, el tiempo ha vuelto a demostrar que la realidad casi siempre supera a la ficción.

Los últimos avances señalan que la realidad virtual ha encontrado un camino para penetrar aún más en la sociedad mediante aplicaciones lúdicas. ¿Cuál es el siguiente avance que puede marcar el camino de los próximos años? Una empresa catalana ve el potencial que puede tener en el ámbito de los negocios.

“Si se queda en el ámbito del ocio terminará relegada sólo a las gafas 3D, pretendemos que resuelva problemas de la vida cotidiana”, comenta Javier Masana, CEO de Gravient, cuyo modelo de negocio se basa en hacer de la realidad virtual un gran activo dentro del sector privado. Sobre todo, mejorando la experiencia de los usuarios.

Tienda de H&M
(Photo by Drew Angerer/Getty Images)

Para que se haga una composición de lugar. Imagínese que ya ni siquiera tenga que acudir a uno de los probadores más concurridos de cadenas de ropa como Zara y H&M y que pueda ver cómo le sientan las prendas desde su domicilio. En ese concepto es en el que se basan firmas innovadoras dentro del campo de la realidad virtual.

Así pues, los comercios online y de ventas minoristas tendrán que adaptarse al nuevo esquema puesto que el usuario podrá entrar en un entorno de realidad virtual desde su propio domicilio para seleccionar productos. Para el CEO de Gravient, se accederá a un entorno “esférico” en una primera fase. Después se ofrecerán determinados productos acordes a las necesidades del cliente. Todo a su medida y desde su hogar.

Pero este tipo de negocio no sólo está penetrando en el comercio retail. Tanto es así que estudios médicos y publicaciones especializadas se han hecho eco de que este fenómeno podría tener un impacto positivo en aras de ayudar a los enfermos de alzheimer.

Según comentaba Diego Redolar, profesor de neurociencia de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, en las fases iniciales de esta demencia neurodegenerativa, el paciente tiene pérdidas de atención y de memoria puesto que las primeras neuronas que empiezan a morir son las relacionadas con estas funciones por lo que estimular esas funciones es muy positivo para el resto de neuronas que todavía están vivas y hace que la enfermedad no avance tan rápidamente”.